María Solá: «Las letras de una canción tienen su poesía, pero se crean para ser cantadas; los poemas no»

Madrid Actualizado: Guardar

Enviar noticia por correo electrónico

Jordana Bevan es el nombre de la protagonista de la película «Submarine», de Richard Ayoade, al que interpretaba Yasmin Paige. Jordana B. es el nombre del alter ego musical de la joven artista María Solá (Buenos Aires, 1996). «Me encanta el cine desde siempre -explica-. Con mi madre iba al cine dos veces por semana como mínimo, y en casa se veía una película todas las noches. No es extraño que decidiera estudiar comunicación audiovisual para especializarme en guión cinematográfico. Durante la carrera vi »Submarine»; las canciones de Alan Turner, de Arctic Monkeys, me alucinaron, fueron uno de los acercamientos más fuertes que yo he tenido a la música. La protagonista femenina es Jordana Bevan un personaje estrambótico, con unas gafas enormes en forma de corazón, el pelo negro; siempre va con una trenka roja, es la niña rarita del colegio. Rara a morir. Pero es un personaje mágico, de esos que te enamoran, y decidi llamar así a mi alter ego. Yo me sentía un poco ella cuando estaba en el colegio; era el bicho raro».

El «bicho raro» ha encontrado, como el cisne del cuento de Andersen, su lugar: la música. Uno de los sellos más respetados del panorama independiente, Subterfuge, ha decidido apostar por Jordana B. «Yo tocaba el teclado en un grupo que se llama Mentira, al que fichó Subterfute. Como todos los grupos de este universo »underground» estamos relacionados, Carlos Galán, responsable de esta discográfica, conoció mi proyecto, Jordana B., se enamoró de una de las canciones, »Cumbia B.» y me llamó. Fue en mitad del confinamiento. Así que en cuanto pudimos salir me reuní con ellos y se ha puesto en marcha el proyecto».

María Solá (Voz y teclados), Lucía De Brito (guitarra), Yessica Carolina Vera (bajo) y Mónica Vicente (batería) componen Jordana B., que ha recuperado con su fichaje la ilusión que se diluía en los últimos meses. «Como mucha gente joven, no tenemos medios, y eso hace muy cuesta arriba hacer música. Tenemos que poner dinero para ello, y con el confinamiento perdí el empleo y me vine abajo, porque lo ví todo muy difícil y pensé además que todo el trabajo que había hecho entonces no iba a servir de nada, Pero mi chico, que también tiene un grupo, »Niña polaca», me animaba y me decía que no bajara los brazos: »Verás como sale algo bueno». Y llegó la llamada de Subterfuge para devolverme la ilusión«.

Respirar arte

María ha respirado arte desde que nació. Sus padres son actores, Miguel Ángel Solá y Blanca Oteyza. «Nos cohibe mucho que alguien nos diga que no somos suficientemente buenos, que esta profesión es muy difícil y que solo unos pocos viven de ella. No me importa. Si tengo que compaginarlo con un trabajo »alimenticio’. Prefiero pagar ese precio para poder hacer algo que me gusta. Es lo que yo he visto en casa desde pequeña: he visto también la inestabilidad que conlleva a veces, el temor a que no te llamen, la incertidumbre… Para mí es lo normal».

Llega la artista a la música desde la poesía. «Escribo desde siempre. Descubrí lo mucho que me gustaba hacerlo leyendo. También esto se lo debo a mis padres, que me metieron muchos »pájaros en la cabeza», con los que ahora soy feliz. Pero cuando tenía diecinuevo o veinte años cuando me di cuenta de que lo que hacía le podía interesar a alguien más. Reuní los poemas que había escrito y me autoedité un libro«.

Aquellos poemas no se quedaron en el papel. «Fui recitándolos en diferentes micros abiertos, en recitales de poesía en locales como »Alevosía», »Aleatorio», »El calvario», »Libertad 8»; en las batallas de Poetry Slam… Empecé a moverme por esos círculos; el mundo de la poesía es muy pequeño. Nos conocemos todos. Y empezaron a crearse sinergias«.

En sus recitales, María Solá contaba con el acompañamiento de una guitarra y la fórmula, cuenta, pareció gustar. «Nos llamaron de alguna sala de conciertos incluso». Era, cuenta, música creada para los poemas. «A veces repetía cantando los estribillos que yo había recitado. Era precioso», presume.

El paso siguiente fueron las canciones. «Los poemas y las canciones son universos diferentes; son como dos novios que reclaman cada uno su espacio. Las letras de una canción tienen su poesía, pero se crean para ser cantadas, dependen de la música. Y los poemas no. En la poesía encuentras su melodía después, cuando los recitas; por eso cada poeta tiene su estilo, sus pausas, su respiración. Cuando elijo escribir una canción siento que es un poema que se queda fuera, que no va a tener lugar como poema. El año pasado ganó la poesía; este año lo está haciendo la música».

María Solá escribió una canción, «Dicen de ti». dedicada a una expareja, que era músico. «Yo quería contestarle en su idioma, la música -cuenta-. Una noche, escribí un poema larguísimo, con una parte que se repetía: »’Sigue teniendo la misma ropa de hace cinco años / y las camisetas de los conciertos se acumulan en su cuarto. / Y sé también de él que se compró un piano / y cuando invita a las chicas de que lo toca muy bien». Lo guardé en un cajón, y al releerlo un año después pensé que era un poema que clamaba por convertirse en canción. Mi compañera le puso una melodía súperbonita y la grabábamos«. Su única motivación era contestar a su ex, »pero a partir de entonces -confiesa- ya no podía parar«.

Rechaza la artista las etiquetas. «Intento que cada canción sea diferente a la anterior. La mezcla de géneros crea nuevos géneros, no se puede inventar un nombre para cada uno«. Y habla del »bedroom pop«, »que se hace desde las habitaciones, con el ordenador. La falta de dinero y la precariedad no son positivas, pero hacen que la creatividad salga por otra parte. De todos modos, la lucha también es emocionante«.

Ver los comentarios

https://www.abc.es/cultura/musica/abci-maria-sola-letras-cancion-tienen-poesia-pero-crean-para-cantadas-poemas-no-202011110155_noticia.html

https://www.abc.es/cultura/musica/abci-maria-sola-letras-cancion-tienen-poesia-pero-crean-para-cantadas-poemas-no-202011110155_noticia.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *