Más allá de Gil de Biedma: ¿qué hacemos con los artistas depravados?

Detalle de «Thérèse soñando» (1938), de Balthus – Metropolitan Museum

Más allá de Gil de Biedma: ¿qué hacemos con los artistas depravados?

La historia de la cultura está llena autores con vidas disolutas y hasta criminales, que plantean debates éticos a la hora de homenajearlos o recordarlos

Madrid Actualizado: Guardar

Enviar noticia por correo electrónico

William S. Burroughs confesó en el prólogo de su libro «Queer» (Anagrama) que nunca se habría convertido en escritor de no haber sido «por la muerte de Joan». Joan era Joan Vollmer, poeta y pareja del susodicho, y la muerte, en realidad, fue un homicidio perpetrado por él mismo. Ocurrió en septiembre de 1951, en una de sus noches espídicas, regada con ginebra Oso Negro, que se sepa. Él tenía una pistola en la mano, y ella un vaso en la cabeza, pero el juego de Guillermo Tell salió mal y la mujer falleció en el acto. La casa donde ocurrió, en Ciudad de México, se convirtió con los años en lugar de peregrinaje para sus seguidores. Ay, el morbo.



https://www.abc.es/cultura/abci-mas-alla-biedma-hacemos-artistas-depravados-202101252054_noticia.html

https://www.abc.es/cultura/abci-mas-alla-biedma-hacemos-artistas-depravados-202101252054_noticia.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *