Muere por covid Charley Pride, el músico que ocultó su raza para convertirse en la estrella negra del country

Actualizado: Guardar

Enviar noticia por correo electrónico

Él nunca ocultó nada. En realidad fueron sus jefes de prensa los que decieron soslayar su raza negra para que pudiera tener una oportunidad. En los años cincuenta y sesenta, cuando las discográficas enviaban sus nuevos álbumes a las emisoras de radio, adjuntaban una foto del artista para que el locutor pudiera hacer una descripción física a sus oyentes. Pero cuando Charley Pride lanzó en 1966 sus primeros singles, «The Snakes Crawl At Night», «Before I Met You» y «Just Between You and Me», su sello RCA decidió enviarlos sin fotografía. En esa época en Estados Unidos aún había programas de radio de música negra, y programas de radio de música blanca, así que fue una pequeña triquiñuela. Pero funcionó: los locutores de country, y también su público, dieron por hecho que esa voz sólo podía pertenecer a un cantante blanco del sur. Además su tesitura se parecía un poco a la de Hank Williams. A todo el mundo le encantó.

Ese mismo año, en verano, llegó el momento de que Pride se presentase en directo. Fue en el Olympia Stadium de Detroit, frente a 18.000 personas que habían acudido a un festival de country. Cuando llegó el turno de Pride, el presentador dijo a la audiencia: «Señoras y señores, reciban con un fuerte aplauso a… ¡Charley Pride!». El gentío estalló en una gran ovación, pero cuando el músico apareció tras el telón, el volumen del griterío fue bajando y bajando, y bajando… hasta que el recinto enmudeció. Pride miró al graderío, y en lugar de atenazarse por las malas vibraciones, dijo: «Señoras y señores, sé que es extraño que actúe en este espectáculo country con este bronceado permanente». Todo el estadio estalló en carcajadas, y con el público ya metido en el bolsillo, Pride arrasó con su espectáculo. Fue una gran victoria del humor (y por supuesto de la música) contra el racismo.

Charley Pride – ABC

Pride nació el 18 de marzo de 1934 en una granja algodonera de Sledge, Misisisipi, donde pasó una infancia dura pero siempre rodeada de música. Su padre ponía en la radio la emisora WSM-AM de Nashville para escuchar las emisiones de Grand Ole Opry, y a los 14 años, le compró su primera guitarra, una Silvertone. El pequeño Charley aprendió escuchando las canciones de la radio y enseguida apuntó maneras, pero la vida le llevó por otros derroteros antes del estrellato.

Pride era un excelente jugador de baseball, y pronto fue fichado por ojeadores profesionales. Pasó por los Memphis Red Sox, por las categorías inferiores de los New York Yankees, los Louisville Clippers, los Birmingham Black Barons, El Paso Kings y los Missoula Timberjacks. Pero en 1962, con la ayuda de Tiny Stokes, un disc jockey local, Charley conoció a los cantantes country Red Sovine y Red Foley y fue invitado a interpretar «Lovesick Blues» y «Heartaches By The Number» durante uno de sus shows. Aquella noche resultaría crucial para sentar las bases de la futura carrera musical de Charley.

Después de un año 1963 desastroso en lo deportivo, Charley decidió seguir el consejo de Red Sovine, quee le había dicho que si alguna vez se tomaba en serio la carrera de cantante y decidía visitar Nashville, debería pasar por Cedarwood Publishing, la compañía que contrató los shows de Sovine.

Allí, Pride conoció a Jack Johnson, que había estado buscando cantantes afroamericanos. Le consiguió varios conciertos en solitario y también junto a The Night Hawks, conjunto de música country inusualmente innovador para el momento. La cosa no acabó de funcionar hasta que en 1965, Charley conoció al productor «Cowboy» Jack Clement. Él fue quien impulsó su carrera y le consiguió el contrato con RCA, donde pronto se convertiría en el artista de mayor éxito comercial del sello después de Elvis.

El despegue de su carrera fue fulgurante, y durante las siguientes tres décadas vendió más de 25 millones de discos, cosechando éxitos como «Is Anybody Goin’ to San Antone», «Burgers and Fries», «Kiss An Angel Good Mornin» o «Someone Loves You Honey». Ganó tres premios Grammy, y en 1993 fue incluido en el Grand Ole Opry, 26 años después de haber tocado allí por primera vez como invitado. En 1994, fue honrado por la Academia de Música Country (ACM) con su prestigioso Premio Pioneer. En 2000, fue incluido en el Salón de la Fama de la Música Country, y en 2017, The Recording Academy le otorgó un Lifetime Achievement Award.

Su publicista, Jeremy Westby, anunció este sábado 12 de diciembre que la primera leyenda negra de la música country ha fallecido a los 86 años de edad, por complicaciones relacionadas con la covid-19. Una de las primeras personas que ha reaccionado a su muerte ha sido Dolly Parton, que ha escrito en sus redes sociales: «Estoy tan desconsolada, he perdido a uno de mis más queridos y viejos amigos, Charley Pride. Es aún peor saber que falleció de COVID-19. Qué virus tan horrible. Charley, siempre te amaremos».

Ver los comentarios

https://www.abc.es/cultura/musica/abci-muere-covid-charley-pride-musico-oculto-raza-para-convertirse-estrella-negra-country-202012131147_noticia.html

https://www.abc.es/cultura/musica/abci-muere-covid-charley-pride-musico-oculto-raza-para-convertirse-estrella-negra-country-202012131147_noticia.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *