Nada más (y nada menos) que baile

Sergio Bernal, en «Cisne» – Graham Spicer

Nada más (y nada menos) que baile

Actualizado: Guardar

Enviar noticia por correo electrónico

«Ser»Teatros del Canal, Madrid

Hay virus que no son peligrosos para el ser humano, sino todo lo contrario. El virus del baile, por ejemplo; los síntomas de los que se contagian son varios, todos positivos, y se resumen en una elevación del espíritu que, en estos tiempos que corren, es más necesario que nunca.

Y eso es lo que consigue el espectáculo «Ser», creado por el bailarín Sergio Bernal, y que supone el primer paso de su recién nacida compañía. Él mismo explicaba en ABC que éste era el momento perfecto para emocionar. Y él -junto a un nutrido grupo de artistas, claro está- lo consigue con creces a través de algo tan simple (y tan complicado al tiempo) como es el baile.

«Ser», efectivamente, es una gran fiesta del baile. De baile sin apellidos, sin categorías; de baile que no quiere expresar nada más que el gozo de bailar; que busca deliberadamente la belleza, la emoción, la alegría, la ternura, la melancolía… Es baile nada más… Y nada menos.

El lenguaje se Sergio Bernal es la danza española; en ella se ha criado y en ella ha crecido. Pero como un joven de su edad (tiene 30 años) se ha «contaminado» de músicas y estilos de danza muy distintos, que asoman en este espectáculo, donde el baile español es la columna vertebral, pero al que se asoman otros lenguajes; todo con una única intención: bailar.

Sergio Bernal posee elegancia, nobleza, clase y un dominio técnico que se revela en todas sus interpretaciones; especialmente en esa Muerte del Cisne con la que corona el espectáculo y que es su creación más característica. Su coreografía la firma Ricardo Cué, un veterano lobo de mar de nuestra danza, cuya mano -su primer mandamiento ha sido siempre buscar la belleza- se nota en el impecable acabado del espectáculo (donde las luces del siempre creativo Freddie Gerlache son un elemento fundamental). Solo hay que limar algún momento, como el de la transición del número de la Soleá por Bulerías al propio Cisne. Pero es tan solo una gota en el extraordinario océano que es «Ser».

Cuenta con grandes aliados, comenzando por Aida Gómez, que conserva intacta su perfección técnica y la emocionante exactitud de su danza; los magníficos bailarines Alba Dusmet y Aitor Hernández; el sorprendente músico Anton y la deslumbrante e impactante Banda FlameN’co Marching. Juntos conforman un soberbio y contagioso espectáculo de baile. Nada más y nada menos.

 

 

Ver los comentarios

https://www.abc.es/cultura/teatros/abci-nada-mas-y-nada-menos-baile-202010301210_noticia.html

https://www.abc.es/cultura/teatros/abci-nada-mas-y-nada-menos-baile-202010301210_noticia.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *