Oriol Tarragó: “Bayona y Balagueró son de los directores más valientes y visionarios con el sonido”

Oriol Tarragó (Reus, 1976) sumó ayer el María Honorífica que le entregó el festival de Sitges en reconocimiento a su tarea cinematográfica como diseñador de sonido a una lista que le da “vergüenza” decir, formada por cuatro premios Goya y ocho Gaudí. Desde que se graduó en la Escac, donde ahora ejerce de profesor, no ha parado de trabajar y aprender de directores como sus compañeros de escuela J.A. Bayona, Kike Maíllo o Jaume Balagueró.

¿Qué significa para ti este premio?

Pues me ha pillado de sorpresa, porque no me lo esperaba. Me llena de satisfacción y emoción porque el festival de Sitges es como mi casa, ya venía desde pequeño y es un lugar que me ha hecho amar el cine y donde hemos estrenado todas las películas de la Escac con mucha ilusión.

¿De dónde surge esta pasión por el sonido?

En casa siempre hemos escuchado mucha música y me acerqué a él gracias al cine. Cuando me apunté a la Escac comencé mis primeras prácticas de lenguaje cinematográfico y descubrí que tenía un talento que no sabía. También me percaté que mucha gente no le prestaba atención al sonido, una cosa que yo veía que era muy importante.

¿Qué cualidades tiene que tener un buen profesional del sonido?

Muchas. Yo me considero una persona más creativa que técnica, pero es necesario tener las dos vertientes, y también es necesario tener capacidad empática. El cine transmite emociones y hay que entender qué se está explicando en cada momento. En el fondo es un trabajo creativo pero compartido.

Oriol Tarragó posa sonriente para 'La Vanguardia'
Oriol Tarragó posa sonriente para ‘La Vanguardia’ (Xavi Jurio)

¿El sonido de qué película te ha marcado más?

Es muy difícil escoger…pero si hay una película que fue detonante para que hiciera cine fue Blade Runner de Ridley Scott, que la vi de pequeño en casa unas Navidades y me marcó profundamente. Me obsesioné con su sonido y todo el imaginario. Me hubiera encantado estar en la secuela de Denis Villeneuve con quién trabajé en Enemy. Es un visionario.

En la Escac conociste a J.A Bayona con el que has colaborado desde sus inicios. ¿Es muy exigente o te da carta blanca?

Te hace trabajar mucho. Le gusta que le hagas propuestas, pero es muy exigente en los detalles. Con Jota cuando haces una película acaba siendo algo que nunca antes había visualizado. De hecho, él y Balagueró son de los directores más valientes y visionarios con el sonido y te llevan a un nivel más alto. Es una ayuda mutua.

¿Qué película ha sido la más complicada de hacer?

Lo imposible fue técnicamente muy complicada pero yo diría que Un monstruo viene a verme, con una creación sonora muy compleja, que se podía explicar de muchas maneras y costó encontrarle el punto para que Bayona estuviera satisfecho. En realidad, a mi lo que más me gusta de mi trabajo es ayudar al director a encontrar la película que él quiere explicar.

También ejerces de profesor en la Escac ¿qué intentas transmitir a tus alumnos y qué inquietudes te comentan ellos?

Es apasionante dar clases porque yo me guío por el instinto y hago las cosas tal y como las siento. El hecho de explicarlas te ayuda a ordenarlas. Mis alumnos son jóvenes y a veces te hacen preguntas que desde su punto de vista te hacen ver cosas de las que no me había percatado. En las clases aprendemos todos. Yo les explico todo lo que sé y en la vida siempre sigo aprendiendo. No tengo trucos secretos porque el cine es dinámico y siempre estás aprendiendo. Intento que sean tan apasionados como yo, que se entreguen a su trabajo con el corazón y que se enamoren de la película, aunque sea mala. Es importante que en cada proyecto se aprenda algo.

Oriol Tarragó también da clases en la Escac
Oriol Tarragó también da clases en la Escac (Xavi Jurio)

Debutaste al lado de Guillermo del Toro en ‘El espinazo del diablo’. ¿Qué aprendiste de él?

Muchas cosas. Creyó mucho en mi desde el principio. Salvador Mayolas, que era mi profesor, me escogió para esa película, donde trabajé mucho con Guillermo, que me encargó luego otros proyectos. Tiene una capacidad de trabajo infinita, se parece mucho a Jota en este sentido y compartimos la pasión por el cine y la creación de mundos imaginarios. Gracias a su simpatía y sus buenos modales se mete a todo el mundo en el bolsillo.

La Academia de Hollywood te reclutó el año pasado como miembro. ¿Cuál es tu cometido?

Te piden que veas el máximo de películas que puedas para luego votar en las categorías de mejor película, sonido, documental y película de animación. Pero a veces es imposible verlo todo y este año son muchas más porque compiten films que no han tenido que pasar por las salas de cine.

Guillermo del Toro tiene una capacidad de trabajo infinita, se parece mucho a Bayona en este sentido y compartimos la pasión por el cine y la creación de mundos imaginarios”

Este año traes a Sitges Malnazidos y Cosmética del enemigo. Trabajo no te falta.

Bueno, va a épocas. El cine es así. Malnazidos se tendría que haber acabado en marzo y se terminó en julio por la Covid y la película de Kike Maíllo estaba prevista para julio y se finalizó en septiembre. También he trabajado en Way Down, de Jaume Balagueró, que ha retrasado su estreno. No me quejo y a veces tengo que decir que no a propuestas porque lo que me pone más nervioso de mi profesión es saber que estoy haciendo las cosas mal.

Si te dan a escoger, ¿prefieres trabajar aquí o en Hollywood?

No sé por qué a veces la gente cree que soy inaccesible por el tipo de películas que he hecho. Pero yo vivo aquí y me gusta el cine que se hace en Europa. Sí que he tenido oportunidad de ir a vivir a Estados Unidos, una industria de la que he aprendido muchas cosas y las he importado, pero tengo ganas de trabajar con gente nueva y sentirme partícipe del proceso creativo de una película, algo que en EE.UU está mucho más industrializado.

Me gusta el cine que se hace en Europa, en Estados Unidos está todo mucho más industrializado”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *