Pitingo: «El nuevo fascismo no viene de la derecha»

Actualizado: Guardar

Enviar noticia por correo electrónico

«Que se presenten los yihadistas a las elecciones, seguro que sacan algún escaño. ¡VERGONZOSO LO QUE ESTÁ PASANDO EN ESTE PAÍS! Ni olvido ni perdón». Con estas palabras, Pitingo criticó este domingo en Twitter el presunto pacto entre Gobierno y Bildu para la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado. Desde entonces se «ha armado la marimorena», como él dice, con ya no cientos, sino miles de tuits tanto de apoyo como de rechazo a su postura, éstos últimos a veces en un tono insultante, o incluso peor aún, amenazante. Hablamos con el cantante acerca de esta polémica que tanto está agitando las redes sociales.

Después de esta polémica, ha ganado más seguidores que perdido, con siete mil nuevos followers en Twitter.

Gracias a Dios. Es que yo creo que la gente está un poco harta ya.

¿Qué desencadenó su tuit? ¿El anuncio del apoyo de Bildu a los presupuestos? ¿O alguna declaración posterior?

El pacto me mató. Pero cuando vi que Arnaldo Otegi decía que iba a venir a Madrid a derrumbar el régimen, me dije ¿qué está pasando? ¿cómo puede un Gobierno permitir esto? No entiendo nada. Yo no sé de política, sé lo normal, lo que sabe todo el mundo. Pero es que esto es blanco y en botella.

¿Cómo vivió los primeros instantes tras poner el tuit?

Sabía que se iba a liar. Pero por una cuestión ética y moral, y por ser hijo y hermano de Guardias Civiles, y por lo que he vivido, no podía estar callado. En otras cosas no opino, porque no sé. pero de esto sí, porque lo he vivido. Y porque tengo todo el derecho a expresarme, ya no como Pitingo sino como ciudadano de a pie. La gente no sabe diferenciar entre Pitingo y el ser humano. Para esto está la libertad de expresión, que por lo que veo, hay gente que no la quiere. Solo hay un pensamiento único. Lo que ellos digan, todo vale. Lo que digamos los demás, es de fachas. Que soy fascista… que me lo digan a mí, un mestizo, cuyo mejor amigo es homosexual… Yo siempre creo puentes para que se mezclen las razas. Cualquier cosa que digas, ¡fascistas! Pero yo no claudico con este Gobierno. Me mantengo en lo que dije, me reafirmo, y así me mantendré toda la vida.

¿Cómo era vivir con ese miedo al terrorismo?

Vivimos felices, porque gracias a Dios no nos tocó. Pero vivíamos como en una cárcel, todos los días mirando debajo del coche, mi padre cambiando la ruta… Lo primero que me dijo mi padre al llegar a Madrid, fue: «Antonio, aquí no puedes decir que eres hijo de Guardia Civil». «¿Entonces qué digo si me preguntan?», le contesté. «Pues que eres hijo de funcionario, o de un zapatero, o lo que te dé la gana». Nunca se me olvidarán las sirenas que sonaban en el cuartel a las cuatro de la mañana, cuando había avisos de bomba, y nos sacaban a un descampado. Entonces llegaba la gente de explosivos, que tienen un valor que no te puedes ni imaginar. Y vuelta a casa otra vez. Cada atentado que había era horroroso, lo pasábamos muy mal. Un compañero de mi padre se tuvo que ir con toda la familia a Nueva York, porque le llamaron a su casa para amenazarle con nombre y apellidos. Ahora han vuelto, gracias a Dios. Los que tenían que estar enfadados son los que han votado a este Gobierno. «Con Bildu no, con Bildu no»… pues toma Bildu. Bildu tiene tres terroristas dentro, más todos los proetarras que hay detrás. Que prefieran estar con Bildu antes que con Ciudadanos, no lo entiendo. BIldu es un partido dictador, que no quiere saber nada de España. Solo quiere derrumbarla. Estos discursos sólo existen desde que entró Podemos en política. Desde que llegaron ellos, la gente se está separando. Ya no es solo Cataluña, es en toda España. Me da la sensación de que se mueven como pez en el agua en este contexto. El nuevo fascismo no viene de la derecha.

¿Qué le pediría a Pedro Sánchez y a Pablo Iglesias?

A Pedro le pediría coherencia, y dignidad. Que mire por los españoles, y que no se venda al mejor postor. Que los presupuestos hay que sacarlos, pues claro. Pero no con esa gente. A Pablo no le diría nada. No le daría ni la mano.

No sé si me equivoco, pero creo que ni siquiera necesitarían esos votos.

Eso creo yo, pero es que ahí Podemos influye mucho. Un miembro de Podemos, este rubio de pelo largo, se ha metido conmigo. ¿Tú te crees que un político haga esas cosas? También me han llamado analfabeto, gitano franquista… una barbaridad. Y se supone que son los liberales. Pero son los más fascistas del mundo.

Ábalos dice que no han pactado nada con Bildu, que si ellos quieren apoyar sus Presupuestos, que qué le van a hacer.

Claro, claro. Y en el aeropuerto tampoco hizo nada. Es mentira, porque vivimos en el Gobierno de la mentira. Hay muchos cantantes que deberían rebelarse un poquito, desde la paz y la concordia, y decir que piensan igual que yo. Sé que hay muchos que piensan igual que yo. Muchos se meten con Trump, muy bien, pero por favor mirar más a lo que está pasando en España. Tienen miedo a perder conciertos, a perder público, a que haya medios que los veten… Yo no podía aguantarme. Yo sé lo que he vivido. El miedo que hemos pasado todos los hijos de Guardias Civiles puede más que el callarme la boca. Es que no puedo, no puedo. Llevo mucho tiempo en desacuerdo con lo que hace el Gobierno, pero esto es la gota que ha colmado el vaso. Además, este no es el PSOE de antes, lo dicen sus propios dirigentes, como el presidente de Extremadura, de Castilla La Mancha, Susana Díaz…

Pero la militancia va por otro lado.

Sí… parece eso. Pero el tiempo pondrá a todos en su sitio. Yo nunca he votado al PSOE, pero conozco a Felipe González, muy buena persona, a Trinidad Jiménez… no tengo ningún problema con el PSOE ni con la izquierda, pero sí con esta nueva izquierda que llama fascistas y neonazis a los que no piensan como ella. Yo siempre he votado al PP, porque me parece que es un aprtido democrático, aunque hayan tenido sus fallos. Porque a veces la cagan muchísimo, y han hecho barbaridades, pero como todos.

Hay quien da el argumento de que si pedíamos que la izquierda abertzale dejara de matar y se dedicara a la política, ahora que lo han hecho habría que mirar hacia delante.

Si hiciesen política de verdad… ¡Qué coño! Es que no quiero a esta gente en el Gobierno de España. Una cosa es negociar con ETA como han hecho PSOE y PP en el pasado para que dejaran de matar, y otra es meterlos en el Gobierno. Eso no puede pasar con los independentistas. Ayer Mainat empezó a darme también… cuando lo que tenía que hacer este hombre es pincharse la insulina a sus horas. Es el que menos tiene que dar lecciones de moralidad a nadie, porque es un sinvergüenza. Ahora les vamos a dar lo que quieren a los independentistas… y el resto de España, ¿qué pasa? ¿A presenciar cómo se cargan este país? Al menos que haya libertad de expresión. Porque da miedo hablar de política, y da miedo desde hace cuatro años, desde que entró Podemos. Desde su llegada se ha generado todo este odio. Ayer me amenazaron de muerte en las redes. Luego lo borraron corriendo, pero vamos a denunciarlo. Yo no puedo tener cuatro coches de la Guardia Civil en la puerta, porque yo soy un artista. Eso lo tiene Pablo Iglesias en su casa. Y no cinco sino veinte. Mucha revolución, y luego tiene más miedo…

Ver los comentarios

https://www.abc.es/cultura/musica/abci-pitingo-nuevo-fascismo-no-viene-derecha-202011180111_noticia.html

https://www.abc.es/cultura/musica/abci-pitingo-nuevo-fascismo-no-viene-derecha-202011180111_noticia.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *