¿Qué bellísima actriz del Hollywood dorado abrió el camino para el wifi?

Fue una de las actrices más bellas del Hollywood dorado y la primera que escandalizó llevando el éxtasis del orgasmo –sólo con su cara– a la gran pantalla, pero también fue una mujer genial que, preocupada por la deriva que tomaba la Segunda Guerra Mundial con los submarinos alemanes hundiendo barcos cargados de refugiados y enseñoreándose del Atlántico, inventó, junto a su vecino, el compositor de vanguardia George Antheil, la patente US2292387A.

La actirz n la película de Hollywood 'Un rival en las alturas'
La actirz n la película de Hollywood ‘Un rival en las alturas’ (LV)

La mujer más bella del mundo y el chico malo de la música, que así les llegaron a llamar, bautizaron su invento como “Sistema de comunicación secreta” y era una técnica para guiar a los torpedos de las tropas aliadas por control remoto sin ser interceptados, algo que sucedía con facilidad. ¿Cómo lograban evitar que los desviaran? Mediante continuos saltos de frecuencia en las radioseñales que los conducían, una invención clave en el desarrollo de las tecnologías inalámbricas omnipresentes hoy pero que sólo sería reconocida en el cambio de milenio.

El ejército estadounidense no hizo caso de su invento y en cambio le pidieron que usara su belleza para vender bonos de guerra

Porque en su momento el ejército estadounidense no le hizo caso –se lo haría en los sesenta, en la crisis de los misiles con Cuba– y no le dejaron unirse al National Inventors Office creado en la guerra, desde donde le sugirieron, haciendo bueno el tópico, que se pusiera a recaudar dinero utilizando su popularidad y su belleza. Y lo hizo, vendiendo millones de dólares en bonos de guerra en actos en los que subastaba un beso.

Diseñó un avión más aerodinámico para su amante y amigo Howard Hughes

Y eso que los Estados Unidos no eran su patria de nacimiento. La actriz y genial inventora –también creó un diseño de avión más aerodinámico para su amante y amigo Howard Hughes– era Hedy Lamarr, nacida como Hedwig Eva Maria Kiesler en una familia judía de la Viena de 1914. Su padre, directivo de un banco, la llevaba de niña a pasear explicándole cómo funcionaban las tecnologías que veían.

Hedy Lamarr junto a Charles Boyer y Sigrid Gurie en 'Argel'
Hedy Lamarr junto a Charles Boyer y Sigrid Gurie en ‘Argel’ (LV)

También quería ser actriz, recibió clases y a los 16 ya hacía pinitos en la pantalla. A los 18, protagonizó Éxtasis, de Gustav Machaty, donde era la joven e insatisfecha mujer de un hombre mayor y rico que no le prestaba atención. Una mujer que encuentra un joven ingeniero. El placer reflejado en su cara alcanzó fama mundial.

Era 1933 y ese mismo año se casó uno de los insistentes admiradores que la vieron en escena dando vida a Sisí: el fabricante de munición Fritz Mandl. Fue el primero de sus seis maridos, un hombre controlador del que escapó en 1937. Primero a París, luego a Londres, donde conoció a Louis B. Mayer, de la Metro. Daría el salto a Hollywood donde vendida como la mujer más bella del mundo triunfó en Argel o Las chicas de Ziegfield. Uno de sus trabajos memorables fue Sansón y Dalila junto a Victor Mature.

Hedy Lamarr y Victor Mature en 'Sansón y Dalila'
Hedy Lamarr y Victor Mature en ‘Sansón y Dalila’ (LV)

Se retiró pronto, en 1958, y años después sería detenida por robar en una tienda. En las últimas décadas viviría recluida y moriría en Florida en el año 2000 tras haber reconocido en 1997 la Electronic Frontier Foundation su papel como inventora. El Teatre Nacional de Catalunya la recuerda desde esta semana con la obra Lamarr-Monroe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *