Quién salvó de los nazis a Gala, Dalí, King Vidor y Jules Romains?

Cuando estalló la guerra entre la Alemania de Hitler y Francia, muchos judíos, pero también muchos intelectuales, huyeron de París hacia el sur. Y cuando el 17 de junio de 1940 el gobierno francés capitula, miles de refugiados se dirigieron a los consulados para obtener visados de salida. En el de Portugal en Burdeos las colas eran enormes, pero la Circular 14 del primer ministro Antonio de Oliveira Salazar era clara: los visados están prohibidos a los apátridas, a los portadores de pasaporte Nansen (para refugiados), a los judíos expulsados de otros países y a los rusos.

El consul portuguès en Burdeos, Aristides de Sousa Medes, que facilitó al huida de miles de refugiados de Francia
El consul portuguès en Burdeos, Aristides de Sousa Medes, que facilitó al huida de miles de refugiados de Francia (WIKIPEDIA)

El rabino de Amsterdam, Jacob Kruger, acudió al cónsul portugués Aristides de Sousa Mendes a pedir ayuda, pero no solo para él sino “para todos mis hermanos”. Y el cónsul, que hasta entones había sido fiel a la dictadura de Oliveria de Salazar, enfermó ante el dilema humanitario que se le presentaba. Dos días después se levantó de la cama y ordenó desobedecer las órdenes y dar visado a todo el mundo. Y no paró de firmar. Se cree que pudo salvar entre 15.000 y 30.000 personas aunque sólo se han documentado unos 3.000.

Petición de visado de Dali realizada en Burdeos el 6 de junio de 194o
Petición de visado de Dali realizada en Burdeos el 6 de junio de 194o (Archivo)

Entre los nombres más conocidos están los de Salvador Dalí y su esposa Gala (rusa y con padrastro judío), refugiados en Arcachon, que obtuvieron los visados nº 2.519 y 2.52O. Se lo dieron el 20 de junio, el mismo día que a su amigo el diseñador Jean Michel Frank (nº 2.526), según cuenta Ana Cristina Luz en su reciente libro titulado A lista de Aristides de Sousa Mendes. Con ellos salieron también hacia Portugal el escritor Jules Romains, el cineasta King Vidor, varios miembros de la familia Rothschild, Colette Gaveau (hija del pianista Marcel Gaveau) y otros muchos nombres anónimos.

El cónsul fue llamado por el gobierno portugués a Lisboa y expulsado de la carrera diplomática. Acabó en la miseria y durante los últimos años vivió de la caridad. No fue hasta 1987 que la República de Portugal lo condecoró y pidió disculpas públicas a su familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *