“Seguimos siendo Els Amics, lo demás es estético, estilístico”

Medio año después de la fecha prevista, finalmente este viernes verá la luz El senyal que esperaves (Música Global/Universal), el expectante nuevo álbum de Els Amics de les Arts. El primero que firman como trío tras la marcha hará pronto dos años de Eduard Costa, y en el que repiten con el productor escocés Tony Doogan tras el anterior Un estrany poder .

La presentación oficial del flamante álbum tendrá lugar en el Auditori del Fòrum el 16 de octubre con un doble concierto (18.30 y 22.30 h). Por otra parte, este jueves a la once de la noche, una hora antes de su publicación, el grupo colgará las diez canciones del mismo en su canal de YouTube.

Cinco canciones ya publicadas de un álbum que aún no ha salido la mercado. ¿No es quemarlo?

Ferran Piqué: La discográfica nos propuso posponer el álbum cunado nosotros queríamos sacarlo la fecha inicialmente prevista, el 20 de marzo. Y ese aplazamiento me parece acertado, porque ahora sería ya un disco antiguo. Lo que sí pedimos fue sacar canciones, para que la espera no fuera tan bestia. Y para como corren los tiempos, me parece que tampoco ha sido una mala decisión ir sacando singles.

Dani Alegret: Es cierto que así se pierde un poco la esencia del disco en su totalidad, de hecho somos de los pocos que reivindicamos eso de escuchar un álbum de principio a fin. Pero por otra parte, también es verdad que para el seguidor que lo estaba esperando con muchas ganas había que compensarle.

Los miembros del ahora trío , en otra imagen tomada ayer en Barcelona
Los miembros del ahora trío , en otra imagen tomada ayer en Barcelona (Àlex Garcia)

¿Cómo ha sido el proceso de elaboración del disco?

Joan Enric Barceló:Bastante fascinante e instructivo. A finales de julio del pasado año acabamos de grabar las canciones y en septiembre nos vamos a Glasgow donde hacemos las mezclas con el productor, Tony Doogan. Cuando ya estaba casi todo acabado, Tony se lo mira todo y nos dice que sobran dos temas. Ante nuestro escepticismo nos contesta que podían estar mucho mejor. Y además dijo que sin esos dos temas quedaba un disco de 45 minutos y para los tiempos que corren ya estaba bien. Y que de esta manera quedaba una obra compensada. Lo fuerte es que una de las dos canciones descartadas teníamos clarísimo que era fija porque era muy Amics. Que a la gente le encantaría.

FP: creo que su decisión la tomó desde la idea de que estos dos temas no brillaban.

Ustedes repitieron con él porque les gustó como lo había hecho con su anterior álbum Un estrany poder, ¿no?

JEB: Sí, queríamos volver a hacerlo. Y él nos dijo que volver a trabajar juntos tenía sentido si hacíamos algo nuevo. Y a partir de allí comenzó a sacarnos sangre con una brutal honestidad. No fue tanto buscar un concepto nuevo sino algo así como “ahora que nos entendemos tan bien y hay tanta confianza vamos a exigirnos al máximo todos”.

FP: En esta ocasión ya trajimos los temas muy elaborados. Somos tres músicos a los que nos gusta mucho aprender cosas y el oficio, y en este sentido este tío es una mina. Nuestro primer disco con él salió muy bien, pero también vimos que teníamos muchas cosas que aprender. Y digo mucho sobre todo a nivel técnico. Melodía armonía es la parte que aportamos nosotros, pero a nivel de producción nunca habíamos aprendido tanto como él en estos dos discos.

JEB: El trabajo de un buen productor es en el fondo no molestar en la creación. Es preservarla y que en el producto final esa idea siga allí presente.

¿El seguidor de largo recorrido de Els Amics se sorprenderá al escuchar el nuevo álbum?

DA: Nunca habíamos ido a Budapest a grabar las cuerdas y no hemos tenido ningún reparo en mezclarlas con sintetizadores, como hemos hecho en Et vaig dir. Tiene un color en este sentido que hasta ahora nunca habíamos tenido.

FP:Es la misma canción en donde utilizamos un vocoder para tratar las voces.

¿Son cosas que ya querían hacer e incorporar antes o o lo hacen ahora porque están en boga?

DA: Vas perdiendo miedos. A veces tienes la sensación de que si pones cuerdas éstas son tan señoras que no las puedes tensar.

JEB: En el último álbum de The Vampire Weekend hay muchísima cuerda, y no suena orquestal sino pop.

DA: O Max Richter, que cuando mezcla sintetizador y cuerda queda una cosa espectacular. No pasa nada si haces estas mezcla.

FP: Creo que hemos roto la idea de electrónico versus acústico o versus orquesta. No es una cuestión de optar por una cosa o la otra, sino que puedes trabajar perfectamente con las dos .

JEB: Lo más bonito con que se encontrará el seguidor militante de Els Amics es que verá que hemos ser cuatro a ser tres, que llevamos quince años tocando juntos y seguimos siendo Els Amics que siguen haciendo su música. Todo lo demás es estético, estilístico.

¿Y de qué habla ‘El senyal…’?

JEB: Intenta ser un disco que lo quieras escuchar. Reclama atención durante los cuarenta y cinco minutos que dura. Habla de la pérdida, pero no en un sentido negativo sino mirando siempre adelante. Es un renacimiento.

DA: Habla de una pérdida pero muy esperanzadora.

FP: La marca Amics sigue allí porque en todas esas canciones no hay drama.

JEB: Si quieres emocionar con una canción lo último que has de decir es “estoy muy triste”.

¿Cómo serán los conciertos de presentación del nuevo material?

DA: En escena seremos nosotros con Ramon Aragall y Pol Cruells, nuestro músicos de siempre que por fin vuelven. Tocaremos sobre todo el disco nuevo y ahora estamos trabajando a fondo para actualizar las canciones antiguas que tendremos que tocar porque si no nuestro público nos mata. Y es que por comparación con las canciones nuevas esos temas sonarían vacíos si no los ponemos al día. Del repertorio de veinte temas, unos quince serán de nuestros dos últimos álbumes.

Durante el confinamiento ustedes han sido uno de los grupos más activos.

DA: Es que el se produjo el confinamiento una semana antes de la salida del álbum, y no sabíamos qué hacer, y teníamos que evitar la depresión. No solo se paró la salida del álbum sino que en una semana se cancelaron todos los bolos. Desde 2018 no tocábamos aquí en directo y… se nos abrió un escenario de futuro superincierto.

JEB: Estábamos en casa un punto desesperados . Hicimos una serie de ocho capitulos por Internet, más conciertos on line, con mucha colaboración de colegas, salió muy bien aunque son una serie de cosas que en condiciones normales nunca habríamos hecho.

FP: A raíz de hacer estos conciertos sui generis online, al levantarse el confinamiento nos llamaron para que hiciéramos lo mismo sobre lo s escenarios. En total ya hemos hecho unos siete conciertos en este formato de Els dies més feliços, nosotros tres en plan acústico con muchos temas que hacía tiempo que no tocábamos -en Porta Ferrada, Camp Nou, Sons del Món, Cruïlla o el Grec- con una bailarina y el chelo de Maria Palol. Y una cosa que la hicimos por divertirnos y para no agobiarnos se ha convertido en una serie de conciertos que van de maravilla.

¿El coronavirus ha demostrado la extrema fragilidad del sector musical incluso en relación con otros ámbitos culturales?

FP: Las salas de concierto llevan seis meses cerrados. Pero creo que estamos en el mismo barco. El problema es que los bares no abran, que se insinúe que los conciertos no son seguros, y que en cambio sí lo es ir en aviones apretujados. El problema es que la cultura se considera de segunda o tercera división.

JEB: Lo bueno es que a pesar de todo, la gente viene a los conciertos. Esa ansia no se la han podido cargar. Ha sido una reacción fantástica que sinceramente no nos esperábamos.

La petición más urgente a la nueva consellera de Cultura sería…

DA: Coherencia. No se puede permitir tener un autobús lleno y decir que la sala de música en vivo solo puede estar a la mitad.

FP: Si en un festival de música de Barcelona hay un brote, seguro que sería portada en todos los diarios; pero si no lo hay, nunca se habla del tema. Hay que cambiar el orden: hay que decir en voz alta y clara que esto es seguro, comenzando desde arriba.

DA: Que levanten la voz por la cultura y lo demuestren.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *