Suspendida la creación en la Provenza francesa del mayor Museo Picasso del mundo

Claustro del convento que iba a ser la sede del museo – ABC

Suspendida la creación en la Provenza francesa del mayor Museo Picasso del mundo

Con sede en el Couvent des Prêcheurs en Aix-en-Provence y con unos fondos de un millar de pinturas, se han roto las negociaciones entre Catherine Hutin-Blay, hija de Jacqueline Roque, y el Ayuntamiento de la localidad

Madrid Actualizado: Guardar

Enviar noticia por correo electrónico

Pablo Picasso es uno de los artistas que más museos con su nombre tiene en todo el mundo. Si no el que más. En el número 15 de la plaza de la Merced de su Málaga natal se halla la Fundación Picasso-Museo Casa Natal. Hoy ocupa todo el edificio donde el pintor vivió sus primeros años. Atesora objetos personales, dibujos, libros ilustrados, cerámicas, litografías… También en el corazón de esta ciudad se halla el Museo Picasso Málaga, que tiene como sede el Palacio de Buenavista y que fue inaugurado en 2003. Las donaciones de Christine Ruiz-Picasso (nuera del pintor) y su hijo Bernard conforman el núcleo principal de la colección. En 1891, Picasso y toda su familia se trasladaron a La Coruña. Solo vivió en esta ciudad hasta abril de 1895. La Casa Picasso está abierta al público, aunque no contiene obras originales.

A Barcelona llegó un adolescente Picasso en 1895. Por expreso deseo del propio Picasso se creó en la ciudad un museo con su nombre: desde Francia siguió muy de cerca y supervisó el proyecto. Su sede, el Palacio Aguilar, en el número 15 de la calle Montcada. Se inauguró en 1963. Este precioso museo cuenta con una colección de más de 4.000 obras, entre ellas las 921 obras de la etapa infantil y juvenil de Picasso que permanecían en la colección familiar en Barcelona y que fueron donadas a la ciudad.

En Madrid, el Museo Reina Sofía se quedó con la colección estatal del artista. Al frente de ella, el «Guernica», icono del museo, que llegó a España en 1981. En Buitrago del Lozoya, a 74 kilómetros de la capital se halla el Museo Picasso-Colección Eugenio Arias, que atesora una pequeña colección de 65 obras, que fueron propiedad de Eugenio Arias, «el barbero de Picasso». Exiliado comunista, se conocieron en Vallauris, donde éste regentaba una peluquería. Artista y barbero fueron amigos durante 26 años, iban juntos a ver corridas de toros y Picasso le regaló muchas obras. Era como un segundo padre para él: fue testigo de su boda. Amortajó a Picasso con una capa española.

En Francia hay varios museos dedicados a Picasso. Comenzando por París. El Museo Picasso tiene como sede el hermoso Hôtel Salé, en el corazón del Marais, el barrio más efervescente de la capital gala. Ha sido remozado por completo y abrió sus puertas en octubre de 2014. A la muerte del artista en 1973 sus herederos pagaron los impuestos de sucesión con la dación de obras de Picasso. El Estado francés fue el primero en escoger: 203 pinturas, 158 esculturas, 88 cerámicas, 1.500 dibujos, 1.600 grabados… Se sumaron sucesivas donaciones de la familia y adquisiciones.

Tras la II Guerra Mundial Pablo Picasso puso rumbo a la Costa Azul y la Provenza. En Antibes se alza majestuoso el Castillo Grimaldi, que fue utilizado por Picasso como taller en 1946. En 1966 se inauguró como Museo Picasso. Otra localidad muy ligada al genio es Vallauris, adonde llegó en 1948, esta vez acompañado por Françoise Gilot, con quien tuvo dos hijos (Claude y Paloma). Se instalaron en la villa La Galloise. Estuvo intermitentemente en Vallauris hasta 1955, cuando se marchó, ya con una nueva mujer a su lado, Jacqueline Roque. A ésta la conoció en el Taller Madoura de cerámica, que regentaban Suzanne y Georges Ramié. Ya no existe. En 1952 pinta dos murales (la Guerra y la Paz) en la capilla románica del castillo de Vallauris, hoy Museo Picasso, en la Plaza de la Liberación. Es emocionante visitar esta pequeña capilla. Picasso donó los murales al Estado francés en 1956 y a la ciudad de Vallauris su escultura «Hombre con cordero», que preside la plaza de la iglesia.

La cláusula de la discordia

A todos ellos hubiera podido sumarse uno más, que dicen sería el Museo Picasso más grande del mundo, con mil pinturas del artista español. Pero, al parecer los planes se han abandonado después de que se rompieron las negociaciones sobre la propiedad, un antiguo convento en el sur de Francia. Según publica The Art Newspaper, en 2018 Catherine Hutin-Blay, hija de Jacqueline Roque, última esposa del artista, anunció que compraría el Couvent des Prêcheurs en la ciudad francesa de Aix-en-Provence (la ciudad de Cézanne) y lo convertiría en un museo. Hutin-Blay habría firmado un acuerdo para comprar la propiedad por 11,5 millones de euros en diciembre de 2017, un precio de compra por debajo del valor de la propiedad, que era de 12,2 millones, porque el museo podía convertirse en un importante destino turístico, con una cifra de visitantes prevista de 500.000 al año.

Pero cuentan que, tras cuatro años de negociaciones entre el Ayuntamiento de Aix-en-Provence y Hutin-Blay, el acuerdo se rompió cuando la ciudad trató de añadir una cláusula al contrato que requería que este lugar, que había sido recientemente una escuela secundaria, funcionaría como museo durante al menos 15 años después de las obras de rehabilitación del edificio, durarían unos cinco años. «Teníamos que obtener esa garantía», escribió la alcaldesa de Aix-en-Provence, Maryse Joissains Masini, en Facebook. «Fue esta última cláusula la que Catherine Hutin-Blay se negó a incluir en el acuerdo, a pesar de que inicialmente la había aceptado».

Según recoge Art News, el Museo Jacqueline y Pablo Picasso (así pretendía llamarse) se centraría en la influencia de Jacquelie Roque en la obra de Picasso y en la vida compartida de la pareja. Se conocieron en 1953 y estuvieron casados desde 1961 hasta la muerte de la artista, en 1973. Durante ese período, Picasso la retrató más de 400 veces. El proyecto del museo incluía un espacio de 1.000 metros cuadrados para la colección permanentem y otro de 500 metros cuadrados para exposiciones temporales, además de un auditorio, espacios dedicados a la cerámica y el grabado y un centro de investigación.

Cuando Jacqueline Roque murió en 1986, Hutin-Blay heredó la colección Picasso de su madre, que incluye unas 1.000 pinturas, así como dibujos, cerámicas, esculturas, platos pintados y fotografías. El museo habría sido gestionado por la fundación Madame Z, que Hutin-Blay bautizó en honor al apodo que Picasso le pusoa su madre. Los dos están enterrados en el castillo de Vauvenargues, propiedad de Hutin-Blay, quien aceptó abrirlo al público para grupos reducidos y solo durante unas semanas en 2009 y 2010.

Ver los comentarios

https://www.abc.es/cultura/arte/abci-suspendida-creacion-provenza-francesa-mayor-museo-picasso-mundo-202009250102_noticia.html

https://www.abc.es/cultura/arte/abci-suspendida-creacion-provenza-francesa-mayor-museo-picasso-mundo-202009250102_noticia.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *