Teatros y salas de conciertos se rebelan contra la Generalitat y exigen un salvoconducto cultural

El repentino cierre comarcal decretado por el Govern de Catalunya supone un nuevo golpe para la cultura

Nuevo golpe de la Generalitat a la cultura catalana. Las salas de conciertos y los teatros se han puesto en pie de guerra para reclamar un «salvoconducto cultural», una excepción de movilidad ante el nuevo confinamiento comarcal decretado ayer por el Plan Territorial de Protecció Civil de Catalunya (Procicat) y que entrará en vigor este viernes a las 24 horas.

«Ante este nuevo y repentino confinamiento comarcal, con una afectación directa sobre la estabilidad de la programación de los espectáculos y hacia los clientes que ya habían adquirido entradas para asistir a sesiones de teatro, ADETCA exige que se mantenga la posibilidad de circular entre comarcas para asistir a las funciones teatrales contratadas y no generar un mayor perjuicio al que ya sufrimos por el complicado sistema de restricciones de aforo al 50% y toques de queda», critican el comunicado emitido por la Asociación de Empresas de Teatro de Cataluña. La misma reclamación desde el sector musical: «Pedimos salvoconductos culturales para demostrar que tal y como declaró el Govern de Catalunya, la cultura es un bien esencial, además de ser una actividad segura», esgrimen desde la Asociación de Salas de Conciertos de Cataluña (ASACC).

Desde la Asociación Profesional de Representantes, Promotores y Managers de Catalunya (ARC) también se reclama con urgencia un salvoconducto para «garantizar la supervivencia de actos culturales que ya están en marcha» y que han sido adaptados a las medidas de seguridad establecidas. La ARC critica la «poca previsión» con la que el Govern en funciones ha anunciado las medidas y la falta de sensibilidad hacia unas empresas en situación frágil.

Tras un apertura del territorio catalán de tres semanas, el reconfinamiento comarcal prácticamente blinda Barcelona de su área metropolitana, la extensión natural de la capital catalana (que pasa de 1,7 millones de habitantes a más de 3,3 millones si cuenta toda su metrópolis). Los habitantes de fuera de la ciudad que tuvieran una entrada de teatro o para un concierto se verán obligados a reclamar su devolución ante las restricciones del Govern. Lo mismo sucede en Girona, otra de las capitales con mayor oferta cultural. Y la situación se agrava en las comarcas más pequeñas o del interior.

En febrero eran las librerías catalanas las que protestaban contra las duras medidas del Procicat que las trataba como simples comercios y las obligaba a cerrar los sábados. También tuvieron que cerrar durante prácticamente un mes todas aquellas que superaran los 400 metros cuadrados. A pesar de las reuniones del Gremio de Libreros con miembros del Govern y la buena disposición que en ellas mostraban los políticos, la Generalitat tardó casi un mes en recular y considerar las librerías como «actividades esenciales».

Aunque en septiembre el gobierno formado por ERC y Junts per Catalunya declaró la cultura como un bien esencial, en estos meses prácticamente ni se ha notado esa acuerdo que debía garantizar «los derechos culturales de la ciudadanía» y regular su acceso a la cultura. Al contrario. La oferta cultural se concentra en las grandes urbes, sobre todo los museos. Pero durante los confinamientos municipales y después comarcales, el asistir a un acto cultural no era una de las excepción de movilidad para los ciudadanos. En cambio, asistir a una manifestación o acto político sí se contemplaba como un motivo justificado para saltarse el confinamiento. De nuevo, los derechos culturales de los catalanes vuelven a ser secundarios para la Generalitat.


Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más

InteriorTrapero insta a que los mandos reciban imágenes en directo de las intervenciones policiales
PolíticaAsí es la CUP, la organización antisistema que marca el rumbo político de Cataluña desde 2015
EntrevistaMònica Roca, presidenta de la Cámara de Barcelona: "Veo bien que la CUP pueda formar parte del nuevo Govern"

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *