Teresa Rivero, la viuda de Ruiz Mateos, ingresada grave en un hospital de Madrid

Teresa Rivero durante la boda de su nieta María Ruiz Mateos Fernández Durán en Madrid, en mayo de 2019.

Teresa Rivero, de 85 años y viuda del empresario José María Ruiz-Mateos, ha tenido que ser ingresada de urgencia y en estado grave en el hospital madrileño Puerta de Hierro de Majadahonda. Aunque el hospital no puede confirmar el alcance de la situación de la enferma, algunos medios apuntan que se ha roto la cadera, pero que además se encuentra contagiada con covid y padece una neumonía, por lo que su estado es aún más delicado.

Rivero, que se había mudado a la capital española hace poco tiempo después de residir una temporada en Jerez de la Frontera, se encontraba viviendo en Boadilla del Monte, en casa de la quinta de sus trece hijos tras ser desahuciada de sus tres viviendas, que están embargadas. Hace tan solo unas semanas se conoció que el Tribunal Supremo había confirmado que Teresa Rivero debía entrar en prisión y que su condena ascendía a siete años, por un delito fiscal de ocho millones de euros cuando estaba al frente del equipo directivo del Rayo Vallecano, en los años 2009 y 2010.

Los últimos años no han sido fáciles para la que fuera presidenta del Rayo Vallecano. A la pérdida de su marido en 2015 se sumó solo dos años después la muerte de Socorro Ruiz-Mateos, la primogénita del matrimonio, tras luchar durante más de 15 años contra una leucemia.

Teresa Rivero y José María Ruiz Mateos conformaban uno de los matrimonios más mediáticos y polémicos del panorama nacional. Ella fue la primera mujer presidenta de un club de fútbol y él levantó un imperio, Rumasa, acabó en la cárcel y creó un partido político. Juntos tuvieron 13 hijos: siete mujeres y seis hombres, estos últimos se encuentran actualmente en prisión. A la prole se sumó hace unos años la decimocuarta hija que Ruiz Mateos tuvo fuera del matrimonio, Adela Montes de Oca, quien logró por una orden judicial la exhumación del cadáver del empresario para que realizar una prueba de ADN que resultó positiva. José María Ruiz Mateos fue citado en vida hasta en tres ocasiones para efectuar la prueba de paternidad reclamada por Montes de Oca, quien aseguró que mantuvo contacto con el empresario hasta dos años antes de su muerte en 2015.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *