Todos unidos por Camarón… y separados por el negocio de su nombre

En el 70 aniversario del nacimiento de José Monge Cruz, la familia anuncia "acciones judiciales contra todo aquel que use ilegalmente la marca Camarón/Camarón de…

Este 5 de diciembre José Cruz Monge, Camarón de la Isla, habría cumplido 70 años, y en San Fernando (Cádiz) las obras de su museo están a punto de culminar, a falta de la adjudicación de la explotación turística del espacio. El lugar fue concebido y dedicado a homenajear y recuperar el legado del cantaor junto a la Venta de Vargas, a la entrada de San Fernando. Sin embargo, la familia del cantaor ha puesto en este aniversario, sobre la mesa, algo que consideran como «un incumplimiento» de l

o acordado con el Ayuntamiento. Anuncian «
actuar contra todo aquel que esté haciendo un uso ilegal de la marca
Camarón o Camarón de la Isla, por lo que en breve se emprenderán acciones judiciales contra todo aquel que esté fabricando, comercializando y/o intermediando en la venta de
merchandising
, artículos de consumo, servicios, etc., tanto en tiendas físicas como
online
, sin la correspondiente licencia de uso, incluido el Ayuntamiento de San Fernando». Y también que «se va a formalizar en los próximos días una acción de intromisión ilegítima en el uso de la marca, al no disponer de ella». Los hechos se remontan a 2014, cuando el Consistorio manifestó su intención de hacer de Camarón el principal
atractivo turístico
de la localidad. Por ello, el anterior alcalde, José Loaiza, impulsó la firma de un convenio de colaboración con los herederos para poner en marcha el conocido como ‘Espacio Camarón’. Esta iniciativa contenía los proyectos de ‘Ruta guiada’, ‘Casa Natal’ y ‘Museo’. «La familia participaría a través de la entrega, en concepto de depósito, de una serie de pertenencias y objetos personales del artista. Además de la entrega de estos objetos». Entre ellos, que ya obran en poder del Ayuntamiento, figuran discos de oro, ropas o vehículos, como
el Mercedes blanco del cantaor
. Pero el convenio, y según la familia, «preveía también la firma de un anexo con los herederos con respecto a los derechos de imagen, derechos de propiedad intelectual y de la marca ‘Camarón de la Isla’, con objeto de poder regular y ordenar su uso en el Espacio Camarón». El Ayuntamiento de San Fernando indica a EL MUNDO que el convenio firmado dejaba claro que hay una
contraprestación económica
«por depósito y exhibición» en Espacio/Museo Camarón, que se paga desde ese año. Y entienden que cuando habla de anexos «se refiere a proyectos y usos diferentes que surgen con el depósito». Por ejemplo, «si se hiciera una exposición en otro espacio», explican. Pero los herederos (la viuda del artista, Dolores Montoya ‘Chispa’ y sus hijos) denuncian que todo pasaba por un anexo sobre el que no se ha avanzado en estos años. «No se ha avanzado en la cesión de estos derechos cuyo consentimiento expreso recogía como imprescindible el citado convenio. Es decir, que
la obra del Museo
(llamado Centro de Interpretación Camarón de la Isla) ha finalizado
sin contar con la autorización y el consentimiento de los herederos
para hacer uso de la imagen, contenidos y marca ‘Camarón de la Isla'». La familia abunda en que «la
subvención de 3,5 millones
concedida para la construcción de este equipamiento en el marco de la Iniciativa Territorial Integrada (ITI)» -un programa de subvenciones de la Junta de Andalucía- «recogía en su expediente que el Ayuntamiento tiene un contrato comercial con la familia y la empresa que tiene los derechos de explotación de la imagen, «y ello no es cierto». Javier Carrión, abogado de la familia de Camarón ha declarado a EL MUNDO que desde 2014, «los herederos no han dejado de pedirle al Ayuntamiento
regularizar la situación
y, ante la negativa municipal a facilitarles la información solicitada, la familia del artista ha optado por solicitar judicialmente al Consistorio que muestre la documentación soporte de los derechos de propiedad intelectual que dice ostentar para la explotación del museo, para lo cual ha formalizado unas diligencias preliminares». Paralelamente, «los herederos de Camarón ha dado instrucciones al despacho que les representa en este asunto para actuar contra todo aquel que esté haciendo un
uso ilegal de la marca Camarón
o Camarón de la Isla, por lo que en breve se emprenderán acciones judiciales contra todo aquel que esté fabricando, comercializando y/o intermediando en la venta de
merchadising
, artículos de consumo o servicios, tanto en tiendas físicas como
online
, sin la correspondiente licencia de uso, incluido el Ayuntamiento de San Fernando, frente al que se va a formalizar en los próximos días una acción de intromisión ilegítima en el uso de la marca, al no disponer de ella». La diatriba con respecto a la marca Camarón no es nueva. En 2014, y nada mas firmarse en convenio entre el Ayuntamiento de San Fernando y la familia del cantaor, la empresa Bellowgroup, se erigió como la única capaz de gestionar los derechos de imagen y marca de Camarón de la Isla, y denunció la invalidez del acuerdo firmado entre el Ayuntamiento de San Fernando y la familia del cantaor. Luego se sabría que tras Bellowgroup estaba José Carlos Conde López, presidente y consejero de Below Marko SL, en la que era consejero Ramón Alarcón Rubiales,
hijo de la presidenta del PSOE de Andalucía
en 2015, Amparo Rubiales. El letrado de la familia Camarón ha declarado a EL MUNDO «no estar autorizado» a dar ningún tipo de información a este respecto. La mecha no ha hecho más que encenderse. El Ayuntamiento de San Fernando ha puesto el litigio en manos de Menta Abogados, un despacho madrileño especializado en propiedad intelectual en música, entretenimiento, nuevas tecnologías y audiovisual. Entre sus profesionales figura, como socia y abogada, Lucía Sánchez Varela,
hija de Paco de Lucía
. La noticia, en la familia Camarón, ha caído como una bomba.

Para seguir leyendo gratis

O suscríbete a Premium y tendrás acceso a todo el contenido web de El Mundo


Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *