Transparencia afea a Sanidad su opacidad durante la pandemia

El director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, durante su comparecencia el martes.

Nota a los lectores: EL PAÍS ofrece en abierto la información esencial del coronavirus durante la crisis. Si quieres apoyar nuestro periodismo, suscríbete aquí.

España sigue con una incidencia superior a 500 casos de covid-19 por 100.000 habitantes en los últimos 14 días, pero lleva una semana dando pasos para bajar de esa cifra. La curva cae este jueves (con una incidencia media de 504 frente al récord de 528 el miércoles 4 de noviembre) y se observa que prácticamente todas las comunidades con peores cifras evolucionan a mejor: o tienen menos casos o suben mucho más lentamente que hace solo unos días. Pero esta bajada tardará todavía en reflejarse en una caída del número de fallecimientos: Sanidad ha comunicado 19.511 nuevos casos y 356 decesos, lo que acerca la media de la semana a los 300 diarios.

In English

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, ha valorado este jueves los datos advirtiendo de que la situación es “todavía muy complicada” y que está “lejos de los objetivos”: bajar a 25 casos por 100.000 habitantes. “Pero la evolución indica una estabilización y una bajada en algunas comunidades autónomas”, ha señalado.

Aunque la situación varía mucho por territorios, ya no se ven las disparidades de hace unas semanas, en las que unas subían con fuerza mientras otras tenían la trayectoria contraria. Las únicas que mantienen una tendencia claramente al alza son Comunidad Valenciana, Asturias y Cantabria, que han llegado, respectivamente a 297, 551 y 511 casos por 100.000 habitantes. En las otras en las que la incidencia sube ya lo hace a un ritmo muy lento, con una diferencia muy pequeña con respecto a días anteriores. Es el caso del País Vasco y Castilla y León, que aunque tienen niveles muy altos ya parecen estar cerca del pico. En las otras 12 comunidades la incidencia está bajando a mayor o menor ritmo.

“La tendencia es favorable, pero el número sigue siendo muy alto. No podemos permitir mantener estas cifras, que todavía van a tener impacto en el sistema sanitario, tanto en ocupación de camas convencionales como de UCI al menos unos días más, con variación por comunidades autónomas», ha dicho Simón. El 16,4% de las primeras está ocupado por pacientes de coronavirus, porcentaje que sube al 31,9% en los críticos.

Simón ha asegurado que España está controlando el virus sin necesidad de medidas drásticas como los confinamientos domiciliarios y ha descartado que por el momento sean necesarios. Ante la petición de Castilla y León de imponer esta limitación en Burgos, donde la incidencia se ha disparado por encima de los 1.700 casos por 100.000 habitantes, el director del CCAES lo ha descartado. “Con las medidas del actual estado de alarma no se menciona confinamiento domiciliario de 24 horas del día, pero si se aplican todas las disponibles al máximo, la situación sería muy similar. Si fuera necesario [el confinamiento], está ahí», ha señalado. El ministerio y el Gobierno castellanoleonés se han reunido este jueves por la tarde para abordar la situación, sin avances concretos.

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

Así evoluciona la curva del coronavirus en el mundo

Descárguese la aplicación de rastreo para España

Guía de actuación ante la enfermedad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *