Triunfo de José Garrido con Murteira Grave

El extremeño cortó dos orejas al sexto de una corrida que no sirvió. Sergio Serrano cortó una oreja y Juan Leal se fue de vacío

El diestro José Garrido fue el gran triunfador de la tarde del domingo en Añover de Tajo (Toledo) al cortar las dos orejas del sexto toro de una imponente y exigente corrida de Murteira Grave, en la que el extremeño, a base de garra y actitud, demostró que quiere volver por sus fueros, informa Efe.

Hay plazas de tercera categoría administrativa que gustan del toro de segunda, o incluso de primera. Es el caso de Añover de Tajo, que en el primer festejo de su feria vio saltar a su ruedo una corrida muy bien presentada de Murteira Grave, no solo por seriedad en cuanto a pitones sino por cuajo y armonía en sus hechuras.

Abrió plaza Sergio Serrano frente a un toro que tuvo buen tranco en sus embestidas pero que se fue aburriendo progresivamente. El torero de Albacete anduvo firme, limpio, variado y elegante, acabando con su antagonista de media arriba. No pudo redondear su tarde por la nula entrega y complicada condición del cuarto.

El segundo bis, correspondiente a Juan Leal, llegó con unos cuantos capotazos de más al último tercio, lo cual no impidió que el de Murteira acometiera metiendo la cara con codicia y emoción.

La dilatada faena de muleta tuvo una primera parte trompicada, una segunda más armónica en la que el francés instrumentó un toreo más clásico, aprovechando la nobleza y boyantía de su oponente, y una tercera en la que Leal invadió los terrenos del toro apabullándolo con un arrimón marca de la casa. Estuvo valiente pero se echó de menos más toreo.

En el rebrincado y bronco quinto apostó en un vibrante -casi temerario- inicio con pase cambiado por la espalda pero pronto desistió viendo la imposibilidad de triunfo y la alta probabilidad de percance. Se atascó con la espada, con el de Murteira echando la cara arriba, como hizo durante toda su lidia, llegando a sonar un aviso.

José Garrido tan solo pudo apuntar lucimiento en el torero inicio de faena por doblones al deslucido tercero, sin entrega y con complicaciones.

El extremeño intentó -y consiguió- tirar para arriba de la tarde en el sexto, muy decaída a esas alturas, con un arrebatado quite a la verónica, prólogo de otro por chicuelinas. Además colocó al toro a distancia en un segundo puyazo y el de Murteira respondió.

Prosiguió la emoción en la faena de muleta, en un trasteo que tuvo garra y entrega por parte del torero extremeño y no tanto por la del toro portugués. Culminó su brava faena de un gran espadazo que se saldó con un pitonazo en el cuello para el torero y las dos orejas concedidas por el palco. Éste quiere volver a coger el tren.

FICHA DEL FESTEJO

Seis toros de Murteira Grave, el segundo como sobrero, muy bien presentados. Boyante el primero. Bravo el segundo. Deslucidos y complicados tercero, cuarto, quinto. Encastado el sexto.

Sergio Serrano, oreja y silencio.

Juan Leal, ovación y silencio tras aviso.

José Garrido, silencio y dos orejas.

En cuadrillas, Antonio Chacón saludó tras banderillear al sexto.

Al finalizar el paseíllo se guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas del coronavirus y de José Cubero ‘Yiyo’, en el 35 aniversario de su muerte en Colmenar Viejo.

La plaza registró media entrada.

Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más

LinaresJuan Ortega resucita el toreo eterno y Lorenzo cuaja a 'Matagallo'
FuengirolaTriunfa la raza de Ponce en la desdichada vuelta de Fortes
Covid-19Rivera Ordóñez suspende la Goyesca de Ronda culpando a los "empresarios taurinos que han abusado"

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *