Un confinamiento cinco estrellas en La Moraleja

Ambiente en la Moraleja, este viernes, después del anuncio del confinamiento.

Nota a los lectores: EL PAÍS ofrece en abierto la información esencial del coronavirus durante la crisis. Si quieres apoyar nuestro periodismo, suscríbete aquí.

Madrid quedará cerrada durante el puente de diciembre, una decisión que ya dejó entrever el pasado miércoles el viceconsejero de Sanidad y Plan Covid-19, Antonio Zapatero. Desde que sucedieron los primeros cierres perimetrales de esta segunda ola, la Comunidad nunca quiso extender la medida más allá de lo que la presidenta Isabel Díaz Ayuso dijo que era “estrictamente necesario”. En esta ocasión, ha dicho Zapatero, la restricción se extenderá durante 10 días “porque el nivel de movilidad que se produce en Madrid duplica y triplica algunos días la movilidad en otros puentes o fines de semana”. No se podrá salir de la región ni entrar a ella entre el 4 y el 13 de diciembre [desde las 00.00 del día 4 a las 00.00 del lunes 14].

Díaz Ayuso se muestra ahora partidaria de alargar la medida, cambia de criterio un mes después, cuando se desmarcó del resto de autonomías cerrando la región por días y no por semanas. “Es una medida quirúrgica para colaborar con el resto de las administraciones para evitar desplazamientos masivos y coger pulso y seguir bajando el número de contagios de cara a una fecha tan importante como son las Navidades”, ha dicho este viernes durante un acto.

Mientras, permanece vigente el toque de queda de 00.00 a 6.00 y se sigue perfilando la estrategia de cara a la Navidad. “A la que queremos llegar en las mejores condiciones posibles”, ha afirmado Zapatero, que ha insistido: “No vamos a adelantar nada”. En cuanto a los cierres perimetrales por zonas básicas de salud, Elena Andradas, la directora general de Salud Pública, ha informado de que el umbral para activar restricciones ha bajado de 500 a 400 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. Así, ha enumerado, habrá seis nuevas zonas en las que se activarán las restricciones a partir de las 00.00 del lunes 23 de noviembre y durante 14 días. En Madrid capital, la zona de Vicálvaro-Artilleros (Vicálvaro) y La Elipa (Ciudad Lineal). En el resto de la región, Cuzco, Castilla-La Nueva y Alicante (Fuenlabrada) y La Moraleja (Alcobendas).

El viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19 de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero. En vídeo, Zapatero anuncia el cierre de la comunidad durante el puente de la Constitución. FOTO: EUROPA PRESS / VÍDEO: EPV / QUALITY

“Y salen otras siete zonas porque presentan una disminución superior al 50% en la incidencia acumulada en los últimos 14 días y hay una marcada tendencia descendente”, ha añadido Andradas. Estas zonas son, en Madrid capital, Núñez Morgado (Chamartín), Puerta del Ángel (Latina), Villaamil (Tetuán), Virgen de Begoña (Fuencarral-El Pardo); y en el resto de la comunidad, Barrio del Puerto y Doctor Tamames (Coslada) y Pintores (Parla). “Estas quedarán excluidas y se mantiene la restricción hasta las 00.00 horas del 30 de noviembre para el resto de zonas básicas, 30″, ha explicado Andradas. Esto, ha cifrado, “representa en un 9,3% de la población de la Comunidad en la que se producen un 11,8% de los casos”.

“Madrid va a ser estricto y va a seguir adoptando medidas de prudencia e intentando poner medidas para que el virus no se desarrolle”, dijo Zapatero el pasado miércoles en una entrevista en Antena 3. También el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha aludido en varias ocasiones esta semana a “la prudencia”. Madrid, con una incidencia acumulada con tendencia descendente desde hace semanas, marcaba este jueves 297 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, según datos del ministerio. “La primera vez que baja de los 300″, ha recordado Zapatero esta mañana.

También la presión hospitalaria ha descendido, los pacientes ingresados en agudos han bajado esta semana de los 2.000 —este jueves estaban en 1.881— y las Unidades de Cuidados Intensivos también soportan menos presión, ya por debajo de los 400 —378 críticos había ingresados la pasada noche según los datos que la Sociedad Madrileña de Medicina Intensiva actualiza cada noche—. Profesionales sanitarios y expertos celebran esta lenta pero constante bajada aunque también se decantan por la prudencia, recuerdan que esas cifras en las UCI significan una ocupación del 85% de sus camas estructurales.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

Descárguese la aplicación de rastreo para España

Buscador: La nueva normalidad por municipios

Guía de actuación ante la enfermedad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *