Un fracaso de Lorca remonta el vuelo en Madrid

Luis Ybarra

09/12/2022 a las 14:48h.

La primera de las obras de teatro que presentó Federico García Lorca fue un desastre. Un desastre mayúsculo, como para invitar al autor a no teclear nada más con la intención de llevar a escena. Sin embargo, era la primera de una docena que contiene algunas de las tramas y personajes más revisitados de la historia de España: ‘Bodas de sangre’, ‘Yerma’, ‘La Casa de Bernarda Alba’… ‘El maleficio de la mariposa’, que así se tituló, se estrenó en el teatro Eslava de Madrid el 22 de marzo de 1920, donde también murió. Al menos, durante décadas. Con motivo de su centenario, el Ballet Flamenco de Andalucía, dirigido por Úrsula López, decidió adentrarse en ella para versionarla. Los días 10 y 11 de diciembre presenta en los teatros del Canal una nueva búsqueda que ya ha girado por distintos espacios.

Escrita originalmente en verso, recoge la frustración, el amor y la muerte como telón de fondo, anticipando así algunos de los temas capitales en la dramaturgia del granadino. Sobre las tablas, unas cucarachas protagonizan la obra. Una de ellas es despreciada por su vocación poética. En esa atmósfera la llegada de una mariposa con un ala rota producirá gran convulsión en la comunidad.

El empresario Martínez Sierra, al oír de la boca del poeta un poema sobre una mariposa que cae en un nido, es sanada por las cucarachas y deja en el proceso a un muerto de amor, sugirió que aquello fuese la primera piedra de una obra dramática. Lorca pensó en títeres. Martínez Sierra, en la antesala de perder el dinero, le dijo que mejor lo hiciera con actores. Cuando en la trama la mariposa se aleja del nido, el manuscrito original se trunca, por lo que estamos ante un ejercicio de imaginación para completarla.

La crítica, con cierto humor, sostuvo que Lorca era un gran… poeta. El número de La Argentinita, al parecer, salvó aquel naufragio que no volvió a programarse y que fue desconsiderado por los estudiosos al entenderla como una obra menor. Una comedia de insectos de principiante que, con perspectiva, sí que supuso la unión de Lorca con la emblemática dama del baile, con la que haría pareja artística y revolucionaría el cancionero, además de sembrar la simiente que evolucionaría en su pluma en siguientes proyectos. Por eso merece una revisión.

Imagen de los actores en 1920 Archivo abc

«No es una reposición fidedigna de la obra de Federico, que por cierto abuchearon. Nuestra idea es reflejar la Edad de Plata del baile. 100 años de danza que van desde Fanny Essler en ‘La Cachucha’, allá por 1836, hasta Carmen Amaya. Hacemos un recorrido por las mujeres que estuvieron vinculadas a Lorca antes y después de su muerte, ya que con Carmen Amaya no llegó a coincidir profesionalmente, aunque suponemos que sí que se vieron. Ellas son las protagonistas. En el movimiento hemos respetado el baile tradicional de cada una. El vestuario, de Belén de la Quintana, es del siglo XXI, como la música, de Juan Jiménez y Alfredo Lagos», afirma Úrsula López, quien presume estos días de que dos de los jóvenes a los que dirige, el bailaor Juan Tomás de la Molía y el cantaor David El Calli, han merecido recientemente dos premios en el Concurso Nacional de Córdoba. «Ya tenían talento antes de entrar, pero el ballet sigue siendo un hervidero de artistas donde muchos terminan de pulir sus habilidades».

El Ballet Flamenco de Andalucía: creatividad y conflicto

Por esas filas han pasado muchos de los que triunfan hoy en solitario, como María Pagés. El Ballet Flamenco de Andalucía nació en los 90 y tuvo a Mario Maya como primer director. La propia Pagés, Cristina Hoyos o Rubén Olmo también se han sucedido en el cargo. La entrada de Úrsula López en 2020 se produjo en un contexto de denuncias por impago y renuncias por parte de la compañía Estévez y Paños, entonces al frente del ente andaluz. López encaró también una pandemia que hizo caer los proyectos como fichas de dominó. Aún así, ha conseguido levantar tres montajes desde entonces: «El ambiente estaba muy enrarecido cuando empecé. Seguir adelante a pesar de todo fue otra de las tareas. Lo hice por el compromiso por esta apuesta histórica por la cultura, el flamenco y la danza desde Andalucía. Yo formé parte del cuerpo de baile durante ocho años, así que llegar a la dirección fue un privilegio y un reto enorme».

Espero, le digo, que su adaptación encuentre mayor fortuna que la que en su momento halló Lorca. Ella ríe. Anda con más de veinte personas, entre músicos, bailaores, bailarines y equipo de producción, entre maletas y deseos. Busca, en definitiva, romper el maleficio sin quebrarlo.

Esta funcionalidad es sólo para suscriptores

Suscribete

https://www.abc.es/cultura/fracaso-lorca-remonta-vuelo-madrid-20221208133713-nt.html

https://www.abc.es/cultura/fracaso-lorca-remonta-vuelo-madrid-20221208133713-nt.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *