Un libro artístico muestra los dibujos conservados de Gaudí a tamaño original

El libro artístico Gaudí en primer plano, presentado este martes en el edificio gaudiniano de la Pedrera de Barcelona, recopila medio centenar de dibujos originales conservados en papel del genio modernista a tamaño original, un proyecto que se gestó hace 13 años.

Editado por Artika, se trata de una edición limitada de tan solo 4.998 ejemplares y que se presenta en un estuche que incluye un “Libro de Arte”, un “Libro de Estudios” y una carpeta de arquitecto, en la que se encuentran tres de sus grandes originales.

Cada uno de los dibujos mantiene su tamaño original, lo que permite verlos tal y como Gaudí los creó, y también se recogen algunas obras de pequeño formato, así como fragmentos de obras dañadas de modo casi irreparable.

Cada uno de los dibujos mantiene su tamaño original, lo que permite verlos tal y como Gaudí los creó

Tras un incendio en su estudio al estallar la Guerra Civil, se perdieron muchas de las maquetas, dibujos y documentos originales del genial arquitecto de Reus, y ahora, después de más de una década de investigación y búsqueda entre muchos archivos dispersos, la obra finalmente ha visto la luz.

El “Libro de Arte”, que incluye 48 dibujos, se enmarca con tapas de hierro troqueladas con la letra G y guardas acabadas en relieve brillante que recuerdan el particular ‘trencadís’ gaudiniano, reflejando de este modo dos de los materiales más utilizados por el arquitecto.

De forma especial, en la carpeta de arquitecto se presentan por separado tres de sus grandes originales: un proyecto de embarcadero que el artista firma en 1876, en su época de estudiante; el proyecto original de fachada para la Casa Milà, en 1906, y el primer plano de demostración de la visibilidad de la Sagrada Familia, firmado en 1916, con el entorno que propone para su obra más ambiciosa.

El libro se lleva gestando desde hace 13 años

En el Libro de Estudios, los más reconocidos especialistas del arquitecto catalán profundizan en su figura y en su destacado legado, dando a conocer secretos, curiosidades y perspectivas desconocidas sobre la obra del artista. Así, el arquitecto Juan José Lahuerta, director de la Cátedra Gaudí, realiza un análisis sobre sus trabajos de estudiante y presenta “Gaudí y la fotografía”, un estudio en el que analiza la relación temprana del arquitecto modernista con el dibujo a través de diferentes fotografías.

También colabora el historiador de arte Joan Aicart con el artículo “Gaudí y la cultura mediterránea”, así como Jordi Faulí, arquitecto coordinador de las obras de la Sagrada Familia, y la arquitecta Chiara Curti, que realizan un recorrido por el exterior y el interior del templo en “La herencia de Gaudí, la Sagrada Familia”. Gaudí en primer plano se presenta con un estuche-escultura realizado por uno de los escultores de la Sagrada Familia inspirado en una de las características chimeneas del emblemático edificio barcelonés Casa Milà-La Pedrera.

Para Macarena de Eguilior, directora editorial de Artika, este libro artístico aporta “una aproximación mucho más íntima a la figura y la obra de Gaudí de lo que se había hecho hasta la fecha”. En declaraciones a Efe, De Eguilior destaca que Gaudí en primer plano muestra “una recopilación de todos sus dibujos con un análisis crítico de gran valor”, y añade que el formato en el que se presentan “es inédito y permite apreciar toda la riqueza de los detalles”.

Este libro artístico aporta “una aproximación mucho más íntima a la figura y la obra de Gaudí de lo que se había hecho hasta la fecha”

El director de Artika, Marc Buil, ha indicado por su parte que es un libro “en el que llevamos 13 años trabajando y queríamos presentarlo este año”. “Aunque es cierto que atravesamos días muy inciertos -indica Buil en alusión a la pandemia- también creemos que la cultura tiene una función social muy importante en estos momentos, y esta obra en concreto invita a disfrutar de Gaudí desde una perspectiva muy íntima”.

Respecto al elevado precio de los ejemplares, dice entender que “planteado descontextualizado como un libro de 2.400 euros, puede parecer caro, pero es que no se trata únicamente de un libro. Cuando uno se encuentra delante de la obra y aprecia los materiales y los procesos artesanales requeridos para elaborarlo, comprende el valor de la pieza”.

Entre los posibles compradores figuran amantes del arte y la arquitectura, coleccionistas, clientes recurrentes de Artika, algunos de los cuales ya han hecho reservas, explica Buil, que resalta que estos libros “son obras que independientemente de su revalorización económica pasan de padres a hijos como patrimonio familiar”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *