Una historia de ecología y primitivismo

Javier Fernández de Castro

LIBROS

Una historia de ecología y primitivismo

«Una casa en el desierto» es la obra póstuma de Javier Fernández de Castro, que falleció en 2020

Actualizado: Guardar

Enviar noticia por correo electrónico

Veinte años han pasado desde que Javier Fernández de Castro publicó su anterior novela Crónica de la mucha muerte que fue celebrada en ABC Cultural. Una casa en el desierto aparece póstuma y mantiene muchos elementos del mundo de su anterior novela, pues combina una naturaleza agreste, situada en lugar semejante, en las estribaciones del Norte del Maestrazgo, lindando con el desierto de los Monegros. No ha querido ser preciso del todo, pues hay topónimos inventados, pero otros, como La Fresneda, permiten que el lector se sitúe. En esta novela es menos importante la configuración realista que la simbólica, pues el tema del desastre ecológico provocado por una empresa de capital holandés que urde una trama de almacenaje de productos altamente tóxicos sepultados en cuevas de la serranía que linda con el desierto, remite a prácticas de un mundo industrial que desafía leyes ecologistas y podría ocurrir en cualquier país industrial. Esta singladura política se va mezclando en la novela con la familiar, pues la trama va recorriendo la suerte que sufre el ingeniero que termina al frente de la planta de residuos, José Francisco Atance, su mujer y sus cinco hijos (una de ellas sobrina huérfana que adoptan).

«Una casa en el desierto». Javier Fernández de Castro. Alfaguara, 2021. 311 páginas. 18,90 euros.
«Una casa en el desierto». Javier Fernández de Castro. Alfaguara, 2021. 311 páginas. 18,90 euros.

El inicio de la novela, al igual que ocurría con Mientras agonizo de Faulkner, va alterando las voces de los hijos en perspectivas complementarias, juego de estructura compositiva que luego se abandona (lo que quizá sea celebrado por los lectores menos exigentes). No revelaré más del argumento que está bien servido en la primera parte de la novela, en tanto que la segunda, la que ocurre tras el desastre narrado antes, resulta más confusa, menos elaborada, aunque necesaria a la tesis ecologista que mueve la escritura de la obra. El lector no duda que es escritor de talento. Sobre cualquier otro rasgo, como lector, he celebrado que nada en esta novela está hecho a capricho.

Lo importante es que ha sabido combinar una especie de primitivismo rural, prendido al paisaje agreste, desolado, como los fundamentos de unas conductas que van metiendo a los distintos hijos en situaciones complejas. No basta por tanto con condenar y absolver, como se ve muy bien en el interesante conflicto entre puestos de trabajo y necesidad de preservar el medioambiente. No todos lo comprenden igual, lo que por otra parte es condición humana que Fernández de Castro narra sin maniqueísmo. A Fernández de Casto le atrae más la complejidad de la relación entre el medio rural y el humano que la simple denuncia, que por otra parte la novela realiza sin ambages, aunque sometida a los conflictos morales y políticos que se van cruzando en el camino, ligados a los familiares. Leyendo esta novela uno se pregunta y lamenta por qué su autor no publicó más.

Ver los comentarios

https://www.abc.es/cultura/cultural/abci-historia-ecologia-y-primitivismo-202102040109_noticia.html

https://www.abc.es/cultura/cultural/abci-historia-ecologia-y-primitivismo-202102040109_noticia.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *