Una «Magdalena penitente», de Salai, discípulo de Leonardo, vendida por 1,7 millones de euros

«Magdalena penitente», de Salai – AFP

Una «Magdalena penitente», de Salai, discípulo de Leonardo, vendida por 1,7 millones de euros

Este ladronzuelo de 10 años, del que el maestro se encaprichó y con el que vivió casi toda su vida, seguramente fue su amante

París Actualizado: Guardar

Enviar noticia por correo electrónico

Una «Magdalena penitente», de Salaì, el colaborador más cercano de Leonardo da Vinci, fue subastado ayer por 1,7 millones de euros en la casa de subastas Artcurial de París. Este óleo es una de las raras obras reconocidas de la mano del pintor, muy cercano a la técnica del maestro, especialmente en el tratamiento de manos y rostro. El precio del cuadro se disparó hasta los 1.745.000 euros, mientras su estimación era de entre 100.000 y 150.000 euros, informa Afp. «Este cuadro, que su dueño lo compró por una módica suma, nos lo confió para la venta. Llegó sin atribución. Cristina Geddo nos reveló que era de Salai», dijo a Afp Eric Turquin. «Encontramos huellas dactilares: el pintor aplastó el pulgar sobre la pintura fresca, que es característico de la técnica de Leonardo y Salai», agregó el experto. Solo hay constancia de cuatro o cinco cuadros auténticos de Salai, incluido el «Cristo Redentor», conservados en Milán, los demás están en manos privadas.

Con unas medidas de 65 por 50 centímetros, este óleo sobre tabla está sucio y con barnices oxidados. Representa a María Magdalena sobre un fondo negro, con los ojos alzados en éxtasis y los brazos cruzados. El cuerpo esbelto y desnudo está parcialmente cubierto por una cabellera castaño dorado.

Gian Giacomo Caprotti, conocido como Salai (1480-1524), fue alumno, aprendiz, modelo, tesorero, agente y, según dicen algunos, amante. Pintor de ángeles andróginos, Leonardo fue homosexual, al igual que Botticelli, Donatello, Cellini o Miguel Ángel. Aunque lo llevó con mucho menos tormento que éste último. Leonardo fue acusado de sodomía con Jacobo Saltarelli, de 17 años. Tuvo a su servicio a muchos jóvenes, como Atalante Migliorotti, un músico, o Gian Giacomo Caprotti, apodado Salai (diablillo), un ladronzuelo de 10 años del que el maestro se encaprichó y con el que vivió casi toda su vida. Seguramente fue su amante.

A los 55 años, Leonardo conoció a Francesco Melzi, de 14 años e hijo de un noble. Leonardo lo adoptó: fue para él un padre y su maestro. Melzi se convirtió en su secretario personal y uno de sus ayudantes en el taller. Le nombró albacea y recibió la mayor parte de la herencia, por culpa de la cual Leonardo mantuvo agrias disputas y demandas judiciales con sus once hermanastros.

Ver los comentarios

https://www.abc.es/cultura/arte/abci-magdalena-penitente-salai-discipulo-leonardo-vendida-17-millones-euros-202011190112_noticia.html

https://www.abc.es/cultura/arte/abci-magdalena-penitente-salai-discipulo-leonardo-vendida-17-millones-euros-202011190112_noticia.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *