Una Rozalén más introspectiva se abre en el luminoso ‘El árbol y el bosque’

El árbol y el bosque es el titulo del nuevo álbum de Rozalén que mañana sale al mercado, en medio de una lógica expectación despertada por los singles publicados del mismo hasta ahora, comenzando por el adictivo Que no, que no, interpretado junto a La Sonora Santera.

La nueva obra de la cantante y compositora de Albacete es uno de los grandes lanzamientos de esta temporada postveraniega y prenavideña, gracias a ese buen sabor de boca despertado y a su personalidad como artista empática y comprometida. En un tuit, informaba hace unas horas que “hoy presentamos El árbol y el bosque a medios… en el Real Jardín Botánico de Madrid. Y mañana ya serán vuestras las canciones. ¡Qué ganas tenía de sentir todo esto tan bonito que siento!”.

Como ha explicado en los últimos días en las redes sociales, en El árbol y el bosque viene a ser “…como si de un cuento se tratase… El individuo y lo colectivo. Que la sociedad, el sistema, el ruido, la velocidad… Nos permita descubrir a las personas, individualmente, observar en profundidad los ojos de quien tenemos delante. Detenernos en nuestra propia persona. Partir de ahí. Ese es el hilo conductor de este disco”.

En una nota informativa publicada hace semanas por su discográfica, la multinacional Sony, se podía leer que se trata de un disco “cargado de simbolismo para mostrar su visión del mundo”, pero en esta ocasión desde un punto de vista mucho más “introspectivo” para “explorarse sin interferencias”, con la naturaleza como fuente principal de inspiración. El árbol y el bosque es un álbum repleto de color, que nos lleva por diferentes estados emocionales, mostrándonos un viaje al interior de una artista, capaz de hacernos reflexionar sobre temas de carácter social o de índole más personal”

Eso se plasma en un álbum -cuyo titulo está inspirado en unas palabras de Luis Eduardo Aute– de once temas de una estilística muy variada, donde se dan la mano el pop, el son cubano, la ranchera o el funk, todo ello producido nuevamente por Ismael Guijarro.

El aficionado ha tenido oportunidad de deleitarse con varios aperitivos del álbum en estos meses. Además del ya mencionado tema Que no, que no, perteneciente a la banda sonora de la película La boda de Rosa, de Icíar Bollaín, la artista y música castellana ha ido dando a conocer las canciones Este tren o, más recientemente, Y busqué , que nació tras una subida al templo del Tepozteco, en México. En los últimos días, de todos modos, a través de su Twitter ha ido desvelando título y temática de algunas otras canciones del inminente álbum, como Loba o El paso del tiempo.

Asimismo, durante el confinamiento por la pandemia de la Covid-19, Rozalén publicó la canción solidaria Aves enjauladas y además participó en la nueva versión benéfica del clásico del Dúo Dinámico Resistiré.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *