Volver a ver el mundo con ojos post-covid

El mundo se ve diferente después de la covid-19. De la misma manera que la visión de un avión entre los rascacielos de Nueva York cambió radicalmente la percepción tras los atentados del 11-S, nuestra mirada ya no es la misma a la de antes de la pandemia. “No es que el mundo haya cambiado, es que hemos cambiado nosotros”, señala Aurélien Le Genissel, director de la feria de videoarte Loop, que hoy abre sus puertas de forma presencial, en el Museu d’Història de Catalunya, y también a través de una plataforma gratuita online, donde se podrán visionar propuestas de 29 galerías procedentes de 17 países.

'The Shape of Wather in Pindoram', de Lhola Amira
‘The Shape of Wather in Pindoram’, de Lhola Amira (Loop Barcelona)

Loop es una de las pocas ferias del mundo que ha resistido el embate de la pandemia. Aunque, eso sí, se ha tenido que reinventar de forma radical.Tras diecisiete ediciones en las que el escenario había sido siempre las habitaciones de un hotel, con los pasillos rebosantes de galeristas, coleccionistas, artistas, críticos y directores de museos, la feria se ha transformado ahora en un Salon –un guiño a los antiguos salones de París donde los artistas daban a conocer sus últimas obras– sin estands ni besos y abrazos en los pasillos, pero donde la experiencia presencial todavía es posible. Bajo el título Tales From an Old World (Historias de un mundo antiguo), Le Genissel ha concebido una exposición cuyo mayor reto era dar sentido a una selección de obras que viene dada por las propias galerías. “Habría sido artificial buscar una temática común, aunque sí comparten el hecho de que fueron realizadas en su mayoría en el 2019, un mundo anterior a la covid, imágenes de otra época que ahora resuenan de forma diferentes en un nuevo contexto”.

(Xavier Cervera)

Una de las pocas piezas que ha sido realizadas durante la pandemia son Q uarantine train III: Rodalies (Galería Senda) de Antoni Miralda, quien buscando la vida tras la ventana en la soledad del confinamiento descubrió que a medida que los trenes de cercanías se vaciaban de pasajeros se iban llenando de grafitis y decidió capturar esa metamorfosis. También han sido producidas este mismo año Urgente, de Lia Chiaia (Galería Presença), una pantalla en blanco, en la que la palabra “Urgente” es estampada una y otra vez en tinta roja en diferentes tamaños, superponiéndose unas a otras, como en una especie de competición de emergencias; y la del francés Sylvain Couzinet-Jacques, Sub Rosa (Galería C) una instalación audiovisual de 12 horas sobre la llamada “generación perdida”, los jóvenes españoles afectados por la crisis económica y que es la más cara de la feria (45.000 euros).

'Most of the souls that live here', de Igor i Ivan Buharov
‘Most of the souls that live here’, de Igor i Ivan Buharov (Loop Barcelona)

El fantasma del confinamiento resuena en la obra de Laurent Fiéve (Analix Forever) a través de la cara enloquecida de Jack Nicholson, sin poder salir del hotel, en El resplandor, de Stanley Kubrick, y el propio concepto de feria, “el arte del estand”, es cuestionado por Cristina Garrido (La Goma) desde un futuro posible. Gerard Ortín no necesita moverse del presente para mostrar sus Future Foodsse, sobre la fabricación de alimentos plásticos para poblaciones con pocos recursos; Cristina Lucas (Galería Albarrán Bourdais) toma prestado el título de una cita de Paul Klee, El pueblo que falta, para mostrar la cara del cambio climático en el Polo Norte. Por primera vez Loop dedica un sección a una ciudad, en este caso Focus Beirut, en la que participan tres galerías de la capital albanesa seleccionadas por Amira Solh tras la catástrofe que provocó el pasado verano la explosión de la carga de una embarcación del puerto.

Mireia Sallarès y Lúa Coderch, Premio de Videocreación

La feria reúne en total 16 piezas y podrá visitarse solo hasta el jueves, aunque seguirá online hasta el día 26 de noviembre en una versión ampliada donde, entre otros, podrá verse el Concierto para el Bioceno, que Eugenio Ampudia ofreció el pasado junio en el Liceu.

Por otra parte, ayer se dieron a conocer el Premio de Videocreación, que ha recaído ex aequo en Lúa Coderch y Mireia Sallarès por Palau de Vent y Com una màquina de cosir en un camp de blat respectivamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *